SEGUNDA FUNDACIÓN DE LA VILLA DE OROPESA

Imagen Title
Plaza 14 de Septiembre

La segunda fundación se llevó a cabo en medio de una serie de malos entendidos, pues la historia da cuenta que ésta fue el resultado del desconocimiento por parte del Virrey Francisco Toledo sobre el cumplimiento efectivo de la misión encomendada a Gerónimo de Osorio de fundar la Villa y señalar el sitio en el cual pudiesen los españoles edificar sus hogares.

Según el antropólogo y arqueólogo David Pereira, Osorio tomó posesión de las tierras de Garci Ruiz de Orellana, desconociendo que tenían dueño y parceló las mismas para otorgarlas por lista a los españoles, cumpliendo la misión encomendada por Toledo. Dicha parcelación se convirtió, con el tiempo, en la actual zona de Las Cuadras.

Según José Macedonio Urquidi, existen documentos que dan cuenta de que el mismo Sebastián Barba de Padilla ejerció funciones de Juez de Residencia en la propia Villa fundada por Osorio hasta 1573.

¿Cuales fueron las razones que incitaron a Barba de Padilla a tomar contacto con el Virrey Toledo y tras lo cual tuvo lugar la segunda fundación? Es una pregunta que ha sido formulada en reiteradas oportunidades por muchos historiadores.

Muchos de ellos han considerado que se pudo tratar de un intento de buscar una nueva y mejor ubicación para la Villa. Sin embargo, con el tiempo este argumento fue desvirtuado con distintos documentos que existen sobre la primera fundación, guardados en el Archivo Histórico Municipal de Cochabamba.

Lo cierto es que Barba de Padilla fundó por segunda vez Villa de Oropesa el 1 de enero de 1574, en los terrenos de la actual Plaza 14 de Septiembre.

En su afán de consolidar la fundación, Barba de Padilla trató de reunir las poblaciones originarias de la región en la naciente Villa. Así trató de edificar una nueva población, conminando a quien se negara a esta determinación al pago de una multa de 100 pesos.

Empero, Barba de Padilla no logró nada con la mencionada medida, pues la población originaria no compareció a cumplir su orden.

Mientras, las instituciones creadas por Osorio permanecieron, con la diferencia de que a la cabeza de las mismas estaba Padilla.

El Virrey Toledo

El Virrey Francisco Toledo fue la figura principal de las dos fundaciones de Villa de Oropesa llevadas a cabo en 1571 y 1574. El cometido de éste era tener mayor control de este territorio.